CURSO DE PSICOLOGÍA, EDUCACIÓN Y ADIESTRAMIENTO CANINO

INTRODUCCIÓN

La convivencia del hombre con el perro se manifiesta cada vez con mayor intensidad y, si originariamente los únicos cuidados eran la alimentación, actualmente no sólo queremos conocer las razones del comportamiento del perro, sino ir más allá y dar otra dimensión a la existencia de nuestros animales para que sean capaces de realizar actividades acordes a sus capacidades, tanto aquéllas que sean innatas como las muchas que pueden ser adquiridas.

En consecuencia, este curso, realizado por un grupo de técnicos pioneros en la formación complementaria en materia veterinaria, ha elaborado un programa práctico para abordar tres aspectos que, en ocasiones, han estado desconectados: la psicología, como estudio del comportamiento; la educación, como la sistematización del aprendizaje, y el adiestramiento, como la consecución de las habilidades del perro en actividades prácticas concretas.

OBJETIVOS DEL CURSO

Conocer las bases educativas y psicológicas de los perros.

Entender la relación existente entre psicología, educación y comportamiento canino.

Desarrollar las capacidades de los perros y sentar las bases para un adecuado adiestramiento en función del objetivo a conseguir y las capacidades innatas de los mismos.

DESTINATARIOS Y SALIDAS PROFESIONALES

Nuestra relación con el mundo animal ha llevado a prestar una mayor atención a nuestros animales de compañía y, en particular, a aspectos relacionados con el comportamiento. La conducta puede abordarse desde dos puntos de vista: desde el punto de vista de la socialización del animal –educación, etc.- y desde el punto de vista de la utilidad que el aprendizaje animal puede reportar al hombre. Por ello, el curso se dirige a aquellas personas que están interesadas tanto en los aspectos de su relación con el animal, o de la relación de éste con terceros, como a aquellas que pretendan estimular las capacidades innatas de los perros y, en particular, su adiestramiento en caza, pruebas de agility, mushing, defensa, etc.

Los destinatarios, por tanto, son todas las personas que deseen ejercer profesionalmente como terapeutas caninos, realizando su labor profesional como soporte al veterinario, así como en cualquier otro establecimiento que tenga relación con los perros.

Por ello, una posible salida viable es el establecimiento de un centro de adiestramiento y educación canina.

 

 

 

Matricúlate hora!!

Educador Canino.pdf
Documento Adobe Acrobat [222.9 KB]